Cómo hacer Saquitos Sensoriales Caseros reutilizando manoplas, gorros y calcetines + 6meses – 3 años

¿Para qué sirven los Sacos de Estimulación Sensorial?

Los sacos los hacemos con material reciclado, aparentemente inservible, y los rellenamos de materiales naturales que todos podemos tener al alcance. El objetivo principal es proporcionarle al bebé o peque un ambiente estimulante que le permita  interaccionar con el entorno y  estimular los sentidos del olfato, vista, tacto, gusto y oído.

Habilidades que desarrolla.

La necesidad de exploración, de aprender a través de los sentidos y materiales naturales, la capacidad de manipulación de diferentes objetos y formas, concentración y la motricidad fina. La variedad del material, la temperatura y el peso ayuda a fomentar la curiosidad por el mundo que nos rodea.

Qué elementos necesitamos para elaborar Sacos de Estimulación Sensorial

Saquitos: en este caso yo he reutilizado las manoplas, gorros y calcetines de los primeros meses, que apenas había utilizado. También puedes fabricarlos de fieltro o tela vieja de algodón de una única medida en forma rectangular o circular.

Relleno: semillas que se pueden calentar, hierbas secas o que huelan, piedras, arena, tapones, arroz, garbanzos, café.

Cómo hacerlo tú  mismo

Si reutilizas es muy fácil al disponer de una abertura por la que introducir el material. En el caso del gorro, la abertura tendríamos que coserla antes, dejando un hueco por el que meter el relleno.

Si utilizas el fieltro o tela vieja de algodón tendrás que coser del revés en los extremos y dejar esa pequeña abertura, para cerrar la costura completa una vez introducido el material.

saquitos sensoriales1

Imaginación al poder

Una vez tengas los diferentes saquitos, lo mismo quieres juntarlos en un único muñeco para que no se pierdan.

O quizás quieras teñirlos con productos naturales tales como la zanahoria, remolacha, cúrcuma, espinaca o arándano.

Edad de utilización

6 meses –  Los saquitos los ponemos cerca e incluso se los vamos dando uno cada día para que los manipule, muerda, huela.

12 meses – Ponemos los saquitos en una cestita de mimbre y no solo va manipularlos. En este caso se le añade esa necesidad de sacar y meter cosas de un cesto. Vaciar, rellenar y volcar.

18 meses – A esta edad podemos trabajar la motricidad gruesa y mientras está andando darle un saquito para que se desplace con él. Este saquito tiene un peso, tamaño, forma, olor, color y tacto que en movimiento da otro tipo de información significativa. Si hemos hecho algún saquito de fieltro de un color en concreto, podríamos jugar con el color y la forma a nombrarlos en voz alta. Este es de color amarillo y tiene forma cuadrada, y si lo hemos metido previamente en el microondas porque tiene semillas dentro, enunciar que desprende calor.

3 años – Los saquitos pueden tener diversas formas y colores.

3 Juguetes de estimulación sensorial que podrás encontrar en SlowFunKids

Mordedor de madera con semillas en el interior +6 meses (Pincha aquí y aquí para verlos)

Arena mágica con complementos +3 años (Pincha aquí para verlo)

Saquito Sensorial PeppaPig Térmico (Pincha aquí)

Vídeo Usando los Saquito sensoriales

En este vídeo (pinchar aquí para ver) es donde mejor se aprecia la utilidad y aprendizaje de los saquitos. En la cesta también podéis añadir objetos como la pelota que veis en el vídeo.

 

 

 

Guardar

Share this post

Leave a Reply