Por qué comprar juego educativo o juego de mesa y cartas

En nuestro punto de venta semanal nos encontramos con muchas personas y las que tienen reticencias exponen lo siguiente.

PRINCIPALES ARGUMENTOS NEGATIVOS

  • Es de madera y el peque lo tira todo. Puede hacer daño a los demás y romper cualquier cosa.
  • Es que es de tela o madera y todavía se lleva todo a la boca.
  • Tiene muchas piezas y no quiero pasarme la tarde recogiendo.
  • ¿Y ésto para qué sirve? ¿Cúal es el objetivo? Es que si no tiene modelos a reproducir no vamos a saber qué hacer con el juguete.
  • Es que todo lo de madera es caro, pero es tan bonito.
  • Tiene tantos juguetes en su habitación que parece una juguetería, así que no entra ni uno más.
  • Le gusta los juegos de cartas, pero luego sus amig@s no quieren jugar con el o ella.
  • Quiero un juego para 8 años. Mi hij@ tiene 4 pero es muy list@ y ya todo le aburre.
  • Es un peque muy inquieto y esos juegos es para concentrarse. Imposible para él o ella.
  • Ése juego tiene muchas reglas y no vas a saber jugar.

OBSERVACIONES SLOWFUNKIDS QUE SORPRENDEN

  • Los mordedores originales son de madera o tela. El peque al morder y tirar de estos materiales logran rasgar la encía, permitiendo una salida de dientes menos dolorosa.
  • A los peques hay que acompañarles en el juego. No intervenir, pero estar cerquita por si necesita nuestro aliento. Abrir el juguete y darte la vuelta para seguir haciendo cosas no es lo más adecuado.
  • Hay juguetes de requieren de esfuerzo, de concentración, de superar retos y eso a los peques les encanta. Pero la delgada línea de la frustración sólo puede ser superada por nuestro apoyo y aliento.
  • Si abandona de forma constante cuando encuentra dificultad, la respuesta nuestra no ha de ser comprarle cosas sencillas…la respuesta ha de ser más apoyo y constancia por parte nuestra para superar el reto y compartir su alegría (siempre que quiera superar el reto, nunca obligar a hacerlo).
  • Si no hay instruciones o modelos de uso posibilita el jugar sin reglas, desarrollando la creatividad e imaginación. No hay objetivos a cumplir, no hay presión, ni hay que realizar esfuerzo, solo disfrute y relax, emoción y aprendizaje.

POR QUÉ COMPRAR UN JUEGO EDUCATIVO O JUEGO DE MESA Y CARTAS.

  • Principalmente porque nos saca de nuestro hastío y nos pone las pilas. Aplicar la metodología Montessori o celebrar un cumpleaños poniendo de manifiesto los ritmos de la naturaleza, nos hace cuestionar la metodología popular. Nos produce curiosidad y ganas de superarnos y porque es un camino, no un fin.
  • Jugar o estar presentes en el juego con nuestro hij@, nos va a permitir compartir momentos, gestionar emociones y aprender de ellos.
  • Si quieres conocer a tu hij@ y qué le ronda por la cabeza: Juega con él o ella y muéstrate como humano que eres. Tú eres una gran fuente de aprendizaje.
  • Leer las instrucciones de un juego, voltear piezas en el espacio, colocar las fichas de un juego de mesa, jugar a crear palabras nos da pereza a nosotros. Ellos están descubriendo el mundo y serán tu espejo. Si muestras ilusión por jugar a los juegos de mesa, si facilitas el juego diciendo «yo me apunto», si les da autonomía para sacar el juego que prefieran teniéndolo a su alcance, ellos disfrutarán y lo mejor es que tú recuperaras el patito que llevas dentro.
  •   Porque si disfrutamos nosotros también disfrutan los peques.
Share this post