En nuestro punto de venta semanal nos encontramos con muchas personas y las que tienen reticencias exponen lo siguiente.

PRINCIPALES ARGUMENTOS NEGATIVOS

  • Es de madera y el peque lo tira todo. Puede hacer daño a los demás y romper cualquier cosa.
  • Es que es de tela o madera y todavía se lleva todo a la boca.
  • Tiene muchas piezas y no quiero pasarme la tarde recogiendo.
  • ¿Y ésto para qué sirve? ¿Cúal es el objetivo? Es que si no tiene modelos a reproducir no vamos a saber qué hacer con el juguete.
  • Es que todo lo de madera es caro, pero es tan bonito.
  • Tiene tantos juguetes en su habitación que parece una juguetería, así que no entra ni uno más.
  • Le gusta los juegos de cartas, pero luego sus amig@s no quieren jugar con el o ella.
  • Quiero un juego para 8 años. Mi hij@ tiene 4 pero es muy list@ y ya todo le aburre.
  • Es un peque muy inquieto y esos juegos es para concentrarse. Imposible para él o ella.
  • Ése juego tiene muchas reglas y no vas a saber jugar.

OBSERVACIONES SLOWFUNKIDS QUE SORPRENDEN

  • Los mordedores originales son de madera o tela. El peque al morder y tirar de estos materiales logran rasgar la encía, permitiendo una salida de dientes menos dolorosa.
  • A los peques hay que acompañarles en el juego. No intervenir, pero estar cerquita por si necesita nuestro aliento. Abrir el juguete y darte la vuelta para seguir haciendo cosas no es lo más adecuado.
  • Hay juguetes de requieren de esfuerzo, de concentración, de superar retos y eso a los peques les encanta. Pero la delgada línea de la frustración sólo puede ser superada por nuestro apoyo y aliento.
  • Si abandona de forma constante cuando encuentra dificultad, la respuesta nuestra no ha de ser comprarle cosas sencillas…la respuesta ha de ser más apoyo y constancia por parte nuestra para superar el reto y compartir su alegría (siempre que quiera superar el reto, nunca obligar a hacerlo).
  • Si no hay instruciones o modelos de uso posibilita el jugar sin reglas, desarrollando la creatividad e imaginación. No hay objetivos a cumplir, no hay presión, ni hay que realizar esfuerzo, solo disfrute y relax, emoción y aprendizaje.

POR QUÉ COMPRAR UN JUEGO EDUCATIVO O JUEGO DE MESA Y CARTAS.

  • Principalmente porque nos saca de nuestro hastío y nos pone las pilas. Aplicar la metodología Montessori o celebrar un cumpleaños poniendo de manifiesto los ritmos de la naturaleza, nos hace cuestionar la metodología popular. Nos produce curiosidad y ganas de superarnos y porque es un camino, no un fin.
  • Jugar o estar presentes en el juego con nuestro hij@, nos va a permitir compartir momentos, gestionar emociones y aprender de ellos.
  • Si quieres conocer a tu hij@ y qué le ronda por la cabeza: Juega con él o ella y muéstrate como humano que eres. Tú eres una gran fuente de aprendizaje.
  • Leer las instrucciones de un juego, voltear piezas en el espacio, colocar las fichas de un juego de mesa, jugar a crear palabras nos da pereza a nosotros. Ellos están descubriendo el mundo y serán tu espejo. Si muestras ilusión por jugar a los juegos de mesa, si facilitas el juego diciendo «yo me apunto», si les da autonomía para sacar el juego que prefieran teniéndolo a su alcance, ellos disfrutarán y lo mejor es que tú recuperaras el patito que llevas dentro.
  •   Porque si disfrutamos nosotros también disfrutan los peques.

Cuando nuestro peque cumple año y medio y nos encontramos con la necesidad de proporcionarle unas piezas de construcción en altura, EXISTEN varias recomendaciones por parte del mercado juguetero. Los más demandados incluso por las guarderías son ÉSTOS cubos de cartón apilable y encajable dentro de sí mismo.

torre de cubos apilablesEs entonces cuando hay que elegir el estampado que más reclamos didácticos tenga y la forma cuadrada que más nos apetezca.

Juguetes de construcción para niños de 1 año

Fue en esa edad cuando mis peques cogieron un cubo sin pintar de la torre Montessori, lo chuparon e intentaron morderlo. Para entonces no había montado la torre en altura y estaban los cubos más grandes sueltos. Y parece ser que les gustó, porque en espacio de 2 minutos habían hecho una minitorre en altura. Las piezas pequeñas no estaban, por supuesto, y siempre que querían mover las más voluminosas les mostraba primero cómo hacerlo, para luego quedarme a su ladito pendiente de que no golpeara algo tan pesado sus minusculos piececitos.

torre montessoriYa sabeis que se dice que la torre Montessori es rosa porque es el color que más gustaba a los niños y niñas y que debía estar pintada para evitar distracciones en el uso del material, pues la madera tiene vetas e imperfecciones que la pintura esconde. Para mi esa fue la razón principal de tenerla sin pintar, las niñas la tocaban y notaban su rugosidad dandolas una información añadida del mundo natural que nos rodea. Ahora ellas tienen más de 2 años y la hemos pintado con pintura al agua y siguen gustandoles igual. Si tienes la escalera marrón, que es un material que se utiliza con la torre, ambos tienen que diferenciarse y los colores marrón y rosa hacen un contraste precioso.

torre montessori slowfunkids

Nuestra experincia y recomendación

Comprar menos cosas pero más útiles y sin dejar de lado la durabilidad del material es uno de nuestros lemas, así que optamos por los juguetes que permiten hacer más cosas durante mayor tiempo. Y en eso no hay rival a la Torre Montesori que es utilizada en casi todas las etapas de desarrollo del peque.

Ventajas y desventajas

Los Cubos apilables pueden encajarse unos dentros de otros, se puede guardar de forma sencilla ocupando poco espacio  y normalmente tienen un formato cómodo para llevar de viaje. Son cubos ligeros que no pueden dañar al peque y tiene motivos impresos que entretienen a la vez que apabullan los sentidos. Sus desventajas son de tipo educativo:

  • No permiten experimentar la diferencia de peso entre cada uno de ellos, así como si se aprecia el volumen.
  • Las precauciones al tirar el material se desvanecen al no encontrar consecuencia física y acústica de su caída.
  • Es un material poco resistente al tercer ojo de los más pequeños, que así como se le llama a la lengua en etapas tempranas.

La torre Montessori consta de 10 cubos donde el primero y el último tienen  mucha diferencia de peso, por lo tanto, el aprendizaje del concepto «pesado» es experimentado por sus músculos y cuerpo que resoplan cuando han de transportar el más grande. A los peques les encanta las cosas chiquititas y el cubo más pequeño es adorado y manipulado con mucho amor.

El material Montessori permite entender mejor la ley de la gravedad al caer con peso y además el sonido que se escucha se asemeja a trozos de leña al caer. La manipulación de los cubos es más compleja, por lo que desarrollan mejor motricidad tanto fina como gruesa.

Es un material autocorrectivo, que tiene una dinámica de comprobación que les introduce en el mundo de la lógica y matemática, además del de la geometría, mediante la manipulación sencilla de objetos.

Juego a partir de los 4 años de edad

Podemos jugar con los cubos unidad de ÉSTE otro material muy recomendable para juntarlos y formar cada uno de los cubos de la torre. Es necesaria mucha paciencia y psicomotricidad fina, por lo que seguro necesitarán tu ayuda relajada y consciente.  Esta simple construcción les generará preguntas y querrán comprobar por sí mismos cuantos cubos amarillos hacen falta para formar los cubos siguientes.

torre montessori

Juego a partir de los 6 años de edad

Podrán entender que el segundo cubo está formado por 2 unidades x 2 unidades = 2 al cuadrado y que se denomina al cuadrado porque forman un cuadrado. Y que cuando decimos 2x2x2 = 2 al cubo porque forman un cubo.

torre montessori

Cogemos el cubo de lado 3 unidades y ponemos las unidades de forma sencilla para contar cada superficie del cubo. Hay tres plantas y cada una de 9 unidades. Si multiplicamos 9 x 3 plantas obtenemos el resultado, que es lo mismo que 3 al cubo.

 torre montessori

Tambien podemos aprender a hacer la raíz cuadrada y la raíz cúbica. Puedes proponer hacer la raíz cuadrada de 36. Para ello ponemos en una superficie 36 unidades que formen un cuadrado y así obtener el resultado. Y la cúbica de 8 formando un cubo de 8 unidades.

Y por último hay que con mucha paciencia, formar la superficie del cubo grande que juntará los 100 cubitos, para comprender cantidades grandes. Cien son muchas unidades y a través del cubo grande entenderemos y llegaremos a comprender cuántas unidades hacen 1000. Un número que parece inalcanzable.

Nosotr@s apostamos por la torre Montessori

Nuestra experincia y recomendación siempre va ir del lado de los productos que te permitan hacer más cosas educativas durante más tiempo, siguiendo la tendencia Slow de comprar menos cosas pero más útiles y sin dejar de lado la durabilidad del material.

Empezamos vendiendo los cubos de cartón, pero conforme a todas estas razones lo quitamos de nuestro catálogo fieles a la idea de seleccionar los productos mejores imprescindibles para ahorrar tiempo y esfuerzos en búsquedas que no dan la talla. Por ello podrás comprar la Torre de madera Montessori desde hoy mismo AQUÍ.

Lo que sí recomendamos para el juego de encajar son los cubos apilables que se encajan unos dentro de otros, para nosotr@s un juguete imprescindible, que entretiene en la playa, en el baño, en la mesa de cuaquier restaurante o en la casa de cualquier amig@ y que podrás encontrarlo AQUÍ

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar


¿Arena es una palabra mágica? Me encanta la sensación de la arena escapando entre mis dedos, hacer círculos concéntricos, dibujar rayos de Sol. Engloba una cosa y lo opuesto, suavidad y firmeza, frío y caliente, abarcable e  inmensa…

CÓMO COMENZAR

Primero recomiendo dejar el juguete en manos de los niñ@s y a continuación marcar los límites diciendo que es un juguete hecho de madera y cristal muy valioso que hay que cuidar y que la arena no es infinita y que hay que intentar no perderla. Después consensuar con ellos dónde dejar el juguete una vez se haya jugado con él.

Una vez entendido esto «A juuugar» y luego propongo sujetarse los manos y la boca, para no hacer ni decir nada, sólo observar.

Si te pregunta para qué sirve, o cómo se juega, podréis decir: «yo no lo se, esperaba que tú me lo dijeras»

Si comienza a hacer trazos en la arena que vienen y van, movimientos frutos de la imaginación y huellas en la arena, relájate porque hoy era su día. Verás como del placer surge el descubrimiento y la invención, además de proporcionar alegría, relax y equilibrio a nuestros peques, al perder el sentido del tiempo. ¿Se puede pedir más?

Pero si hoy no era el día no pasa nada, disfruta tú de la magia que la manipulación de la arena nos proporciona y juega como el niñ@ que eres y disfruta placenteramente de ese tu momento. Puede que viéndote, tu peque se acerque y quiera también, por lo que has de estar abiert@ a otras circunstancias.

PROPORCIONAR AL ALCANCE CAJAS DE ACCESORIOS PARA HACER VOLAR LA IMAGINACIÓN

Proporciona diferentes materiales en una caja contigua para que experimente lo que surja e intenta no sugerir ninguna de las cosas que te cuento a continuación. ¿Acaso no lo crees capaz de inventar mil maneras más de jugar? Es importante que creas en tu peque y nada mejor que dejar hacer.

Caja 1: papeles de colores y celo: para hacer un embudo, un agujero, una pala de arrastre, para poner el papel debajo del cristal…

bandeja de arena 

Caja 2: diferentes tamices finos y ásperos: una caja de zapatos donde hacemos agujeros formando una estrella, un circulo, una espiral o alguna combinación de estas formas, tamices de colar el arroz, de rayar queso, de hacer purés.

caja2

Caja 3: recipientes pequeños de diferente capacidad y formas.

caja3

Caja 4: piedras de diferentes tamaños y formas, conchas, tiza de colores y un rayador de pan.

Caja 5: tijeras y retales de tela de colores, papel maché, fieltro, estropajos.

Caja 6: pelotas con puntos, peonzas, rulos con salientes, animales de plástico con patas, patatas con salientes tipo sello para estampar, piezas de madera geométricas.

bandeja de arena

Caja 7: venda para los ojos y tablas con números rugosos y letras suaves con fieltro al puro estilo Montessori.

Caja 8: recipientes de vidrio, metálicos o de arcilla donde amontonar la arena.  La arena cambia de temperatura rápidamente por lo que que probaremos a ponerla en el frigo o en la terraza en un día caluroso para luego trabajar con la bandeja.

BENEFICIOS DE JUGAR CON LA BANDEJA DE ARENA

Desarrollo de la psicomotricidad fina y experimentación: filtrar, transvasar, rayar son actividades que fascinan a los peques.

Disfrutar del juego simbólico: formar el curso de los ríos, hacer montañas, pintar ciudades con polvo de tiza.

bandeja de arena

Experiencia sensorial: apreciar la temperatura de la misma y sentirla crecer o desaparecer en sus manos.

Aprendizaje de la causa y efecto: las marcas que dejan en la arena determinados materiales con formas salientes, sellos y formas geométricas.

bandeja de arena   caja6

Aprendizaje de la escritura: dibujar con el dedo formas redondeadas y secuenciadas, representar alguna letra con los ojos cerrados y poner piedras en forma de alguna letra.

                             bandeja de arena  bandeja de arena

La arena como terapia: los peques expresan mejor en la arena que con un lápiz y papel, y la manipulación de la misma les proporciona comportamientos más sosegados y naturales dependiendo de la temperatura de la arena.

Conexión con uno mismo: hacer mandalas relaja y desarrolla la concentración. Hacer ejercicios de simetría refuerza la idea de equilibrio y tranquilidad en nuestras vidas; derecha, izquierda, arriba y abajo, dentro y fuera.

bandeja de arena  bandeja de arena

¿Por qué la bandeja de arena es un recurso del que disponer?

Porque sin tener un objetivo concreto, con una finalidad palpable y una valoración cuantitativa es la demostración de la importancia del aprendizaje a través del juego. Algunos dirán que la bandeja no enseña nada y otros como nosotr@s insistimos que puedes aprenderlo casi todo.

Pincha aquí para ver el vídeo en el que se ve diferentes maneras de utilizar la bandeja de arena.

Espero que a partir de ahora miréis a la arena y el barro con otros ojos y compartáis esta publicación si os sale del alma:-))

 


¿Cómo enseñar a los peques a ordenar sus juguetes?

A menudo esto es una preocupación de los padres y madres cuando los peques cumplen 2-3 años y antes de llegar a estas edades es importante tener una noción básica de cómo preparar la habitación para que la solución al problema sea más sencilla y natural.

La ocupación a la que dedican más tiempo los peques es a aprender mediante el juego, por lo que los juguetes han de estar colocados en un mismo sitio y accesibles para que puedan utilizarse cuando se quiera.

Imagínate que tuvieras que esperar a q te pusieran las herramientas de trabajo según las necesitaras…¿Me acercas el ordenador?, ¿un boli y papel?, ¿Las llaves del coche?, ¿Un poco de dinero para tomar un café?. No tener accesible los juguetes les hace muy dependientes. No se trata de tener muchos juguetes sino de tener unos cuantos escogidos que vayan rotando según la semana o el mes. De manera que tendremos que tener un espacio accesible para los juguetes y otro espacio para guardar los que no estemos utilizando en el momento.

Imagínate que llegas al trabajo y cada día las cosas están en un sitio distinto. No, hoy tu puesto está en la planta inferior, el papel de la impresora en el armario de en frente, el baño está en la calle. Esto crea desorientación y falta de control por lo que los juguetes deben tener su sitio.

Lo que hay que evitar es tener un cajón donde todo se tira y aparentemente se guarda. Si en ese cajón se colocan 3 cosas de tamaño mediano podría valer, el problema es cuando recogemos y tiramos ahí juguetes que no tienen relación o son pequeños y muy numerosos.

Y os preguntareis ¿Y no es contradictorio la cesta de los tesoros donde dejábamos todos los elementos ahí sin ningún criterio con la siguiente etapa en la que los juguetes han de tener un mismo sitio?

No, porque la cesta de los tesoros se intenta hacer con criterio: los de color azul, los naturales, los cochecitos y como los peques menores de 2 años no tienen la psicomotricidad fina y gruesa muy desarrollada, tampoco podrían recoger los juguetes del suelo y colocarlos en un mismo sitio, por ello lo de tenerlos en una mima cestita.

Los peques tienen períodos sensibles y el del orden abarca de los 2-4 años por lo que durante estos años hemos de ser muy cuidadosos no solo con mantener el orden en su habitación sino en toda la casa. Recordad que los peques aprenden mediante la imitación, por lo que se fijarán con que espíritu colocas tus cosas (si deprisa o canturreando), cómo tratas los objetos y si los cacharros de la cocina tienen el mismo sitio cada vez.

Ya,ya,ya…todo esto es muy bonito pero yo quería saber cómo se enseña a recoger los juguetes.

Mi opinión es que no se enseña se hace y se repite y se repite mil veces. Es un aprendizaje acompañado en el que tu peque va a ver cómo recoges los juguetes y los colocas en un mismo sitio y va a querer hacer lo mismo cuando tenga la motricidad y la capacidad mental para llevarlo a cabo. La repetición le llevará a afianzarlo y a estructurar mentalmente cuando está ordenado y cuando desordenado.

Los consejos de asociar el momento de recogida a una canción pueden ayudar pero no es determinante para que ocurra el milagro. Hablarles, no desesperar, recoger con el ohmmmm entre los labios suele ser más práctico porque ellos son nuestro espejo y harán aquello que tenga sentido y que sirva para algo, por eso hemos de hacerlo bien padres, madres e hij@s.

Los hábitos repetitivos diarios ayudan a desarrollar el orden mental y manual y la recogida de los juguetes no deja de ser una actividad entre las muchas que hay en el día. Llegamos del cole, ponemos el abrigo aquí, la mochila allí, sacamos este juego pero previamente hemos de poner la alfombrilla que limita nuestro juego, si queremos jugar a otro juego guardamos el juego anterior, comemos algo y después nos lavamos los dientes, etc.

Disciplina positiva

Recoger la habitación nunca debe ser un suplicio, sino una actividad más a realizar en casa para mantener la convivencia y estar contentos. Si se equivocan no podemos reñirles, ni agobiarnos, ni gritarlos. Hay que animarles a hacerlo de nuevo bien, sabiendo que es capaz siempre que cuente con nuestra ayuda.

– «Repítelo otra vez, que tu puedes hacerlo bien»

Y entonces lo guarda y si necesita de tu ayuda se la das, y cuando todo este en orden puedes sonreír, cantar, abrazarlo para que sepa que así estamos contentos.

Dos peques o más

Si son de la misma edad, como es en nuestro caso, doble trabajo. Cada una de las niñas debe de responsabilizarse de su juego y guardarlo una vez haya terminado de jugar. Si juegan juntas la premisa es que recoge el juego quien lo haya cogido de la estantería. Si la hermana ayuda mejor que mejor.

Si son de distinta edad, los mayores tendrán los juguetes en las estanterías superiores y los peques en las inferiores. E igualmente cada uno recoge sus juguetes y los coloca siempre en el mismo lugar.

No debemos hacer nunca nada que el peque pueda hacer por si mismo

Recoger los juguetes de tu peque, colocarle los platos en la mesa, cortarle la fruta, limpiar todo lo que ensucia, elegir su ropa esconde un desconocimiento de los periodos sensibles de tu peque además de una creencia unida a la idea de que tu peque no puede y no es capaz.

Para los niños de más de 2 años todas estas actividades estructuran su orden mental y manual y para ellos es un placer desempeñar estas actividades de utilidad y sentido dentro de la casa. Les proporciona autoestima, confianza en sí mismos y alegría de vivir aunque para nosotros a veces resulte desesperante la lentitud con la que lo hacen o la multitud de veces que hay que volver a hacer después de que lo hagan ellos. Nuestro equilibrio también es importante así que tendremos que encontrar un término medio.

Diferentes ejemplos de estanterías para tener los juguetes accesibles

En este link podreis encontrar variedad de ellas y a continuación te muestro cuales hemos elegido nosotr@s.

ORDEN

Espero vuestros comentarios y propuestas y si os ha parecido útil no dudeis en compartir en las redes