¿Desde que edad podemos implantar Montessori en casa?

Puede resultar extraño pero yo diría que desde antes del nacimiento del bebé. Saber cuales son las necesidades del bebé te dará las herramientas necesarias para no sucumbir en el síndrome del nido al encanto de habitaciones preciosísimas con cuna y accesorios. A nosotros nuestra obsesión en esa etapa previa fue construir una cama adosada a la nuestra que cobijara a nuestras gemelas y desde entonces tanto la habitación nuestra como la de las niñas ha estado en constante cambio para cubrir las necesidades de cada etapa.

Montessori de 0-18 meses

Si quieres implantar Montessori no dejes de leer lo que publiqué sobre ello aquí.

Montessori a partir de 18 meses

Ideas previas que hay que tener en cuenta

Montessori no solo son materiales y un ambiente preparado, Montessori es una filosofía de vida donde se considera al niño o niña capaz de guiar su propio aprendizaje.

No hay necesidad de adultos que den clases magistrales, sino de adultos que quieran aprender junto al niño o niña.

 Antes de empezar hay que tener claro los 3 pilares

Antes de pensar en materiales hemos de analizar y validar aquello de lo que disponemos para conocer nuestro punto de partida. Para ello algunos de los conceptos del entorno que debemos tener en cuenta son:

La simplicidad y belleza: tiene que ver con los materiales que nos rodean, cómo están colocados  y qué colores tienen. También con al luz natural que entra y con el mobiliario.

Aquí lo que tenemos que tener en cuenta es que los niños están más relajados y tranquilos en entornos neutros, sin dibujos por todos los lados y con el mobiliario imprescindible y cuidado para disfrutar de su aprendizaje. Y la belleza la incorporamos mediante elementos únicos, artesanos y cuidados, que procedan de la naturaleza y que gusten tanto como un atardecer en la playa.

Orden y estructura: responde al período sensible que comienza entorno al año y que dura hasta los tres en que los niñ@s

Las cosas han de estar en su sitio, bien colocadas y ordenadas. Lo mismo ocurrirá con el resto de la casa. En este período sensible se identifican pautas de comportamiento que se interiorizan e imitan en el juego simbólico.

Autonomía: esto es lo que nos costará más trabajo, pues hay que hacer un esfuerzo por hacerles sitio y ponerlo todo a su altura y aceptar que tienen voluntad propia y que pueden hacer las cosas por si mismos. Vestirse, comer, asearse, dormir, limpiar la casa, jugar sin estar dirigido a juegos estructurados y no estructurados, coger un libro, dibujar y crear con los materiales que gusten y cuidar de otro ser vivo.

Por donde empezar

Cuando te decides por implantar Montessori en casa hay tanta información y tantas actividades por hacer que se suele sufrir parálisis por análisis, así que iremos contando a poco a poco los pasos para no saturarnos.

Hoy vamos a empezar por el principio, que es adaptar la habitación y los diferentes espacios para permitirles asearse, vestirse, comer, limpiar la casa y dormir de forma autónoma en la medida de sus posibilidades . Esto se irá haciendo de forma progresiva y sin agobios. Y es bueno hacerlo porque así los niños desarrollan una mayor autoestima y proactividad, sin olvidar que estamos en el periodo sensible de 1 a 3 años en el que lo aprenderán por gusto y con motivación.

ENTRADA: Percha para dejar el abrigo a su altura y zapatos y demás complementos a su alcance.

entrada

HABITACIÓN: tienen que poder vestirse, dejar la ropa sucia, jugar libremente e irse a dormir o despertarse cuando quieran.

habitación3 habitación2 habitación4

habitación6 habitación7 habitación8

habitación cama cama2 cama3

 

COCINA: Tienen que poder acceder al agua, vasos y tentempiés más saludables. Como veis todo tiene que tener su sitio y depositarse en una bandeja, frasco, tapper o bol y debe estar siempre organizado de la misma manera. También tendrán un pequeño lugar para utilizar los elementos de limpieza y una torre de aprendizaje para empezar a cocinar.

cocina2  cocina cocina4  cocina3

limpieza3 limpieza limpieza2 cocina6

BAÑO: tienen que tener un espacio en el baño para acceder al grifo y poder lavarse la cara, los dientes y peinarse siempre que quieran. La manera más práctica es utilizar el bidé al principio y posteriormente ir colocando escalones para acceder al grifo.

baño baño2 baño3 cocina5

 

 

 


habitacion-montessori-1

Preparar la habitación del futuro bebe por llegar es una de las actividades que realizan los futuros padres y madres. Nuestra cultura nos guía hacia el concepto estandarizado de cómo debería ser la habitación ideal y perfecta.

Pintar, comprar muebles y juguetes y colocar una cuna, ¿son necesidades única y exclusiva de los padres y madres o responden a la necesidades de experimentación y aprendizaje de los bebes?

Para el que le haya picado la curiosidad intentaré explicar que ingredientes tienen las habitaciones Montesori para que al menos a mi me gusten tanto.

habitacion-montessori-2

1.Libertad de movimientos

Este otro tipo de habitaciones permiten la libertad del movimiento del bebe hacia aquello que le motiva y que desea descubrir. No tener que demandar con la mano un acercamiento de juguete le permite depender en menor medida del adulto poniendo en marcha su voluntad y disfrute en la experimentación de nuevos tejidos, formas y espacios. Conseguir las cosas por si misma le produce satisfacción y la necesidad de repetición y exploración le proporcionan ese aprendizaje que está demandando.

2.Mobiliario y juguetes

Los disponibles son bajos y accesibles. Los juguetes son de materiales naturales que no contienen ningún producto químico y que permiten la manipulación e interés, y están en orden y armonía con el espacio. Se pueden ir cambiando cada dos semanas y así proporcionar un ambiente más rico en experimentación y desarrollo.

habitacion-montessori-3

3.Decoración, espejo, colchón y suelo.

Para María Montesori la LUZ NATURAL era muy importante y por eso no dudaba en poner los pupitres al aire libre si consideraba la luz insuficiente. Si podéis os recomiendo elegir la habitación más luminosa en la que tengamos que abusar lo mínimo de la luz eléctrica.

La DECORACIÓN consiste en poner cuadros y fotografías a su altura.

habitacion-montessori-4

Un ESPEJO cerca de la cama en el que se refleja, se divierte, se reconoce y juega.

habitacion-montessori-5

Un MÓVIL colgante que capta su atención

Aquí tenéis un par de vídeos y esta página en la que podéis ver que tipo de habitaciones, mobiliario, espejos y móviles se cuelgan.https://www.howwemontessori.com/how-we-montessori/infant-mobiles/

Un COLCHÓN a nivel del suelo, para facilitar la libertad de movimientos y el descubrimiento sin tener que depender todo el rato de la presencia de los padres y madres. La seguridad ha de estar garantizada por lo que se coloca moqueta, suelo blando o alfombra para evitar que se enfríen y para absorber algún posible golpe.  Los muebles deben estar fijos y los juguetes no han de poder caer por encima de sus cabezas. De esta forma los bebes no se aburren y no lloran cuando despiertan pues encuentran maneras de seguir aprendiendo por si mismos, tomando decisiones acerca de lo que quiere repetir y afianzar.  Emmi Pikler investigó más sobre este tema y os dejo aquí un vídeo que ilustra a que resultados se llegaron.

4.Consejos a tener en cuenta

Ecológico y económico

Se que es irresistible pero os recomiendo comprar solo lo que no hayáis conseguido de segunda mano o no os hayan podido prestar porque entrar en la energía del dar y recibir es un experimento que recae en valorar y recuperar la relación con las personas por encima de los objetos. Además reciclar es lo más ecológico y económico, ya que evitas que los artículos que todavía sirven se desechen en basureros.

Productos de limpieza naturales

A la hora de hacer la limpieza, es recomendable que uses productos a base de vinagre, bicarbonato de sodio o agua, porque representan menos riesgos para la salud, que los productos de limpieza perfumados o con químicos fuertes como el cloro.

Zapatos fuera

Otra sugerencia sencilla para reducir la contaminación en el cuarto del bebé es dejar tus zapatos fuera. Las suelas de los zapatos pueden traer pesticidas del jardín u otros químicos de la calle.

Si quieres leer más acerca de este tema, estos blogs y páginas me gustan


¿Qué es la pelota Montessori?

Para bebés se ata un lazo a su cuerpo y se utiliza de móvil colgándola del techo.

Para bebés de más de 6 meses es una pelota de fácil agarre para sus manitas y  rueda lo justo para motivar el gateo sin frustrarle, al no irse demasiado lejos.

Cuando ya tienen un año disfrutan haciéndola rodar y persiguiéndola allá donde se esconda. Con 18 meses ya pueden lanzarla e intentar cogerla. Y con más edad podéis jugar a yo te la tiro, tú me la tiras.

Es una pelota que enamora a primera vista y que mantiene sus especiales propiedades toda la vida.

Habilidades que desarrolla.

Desarrollo sensorial a través del tacto y oído, movimiento motriz y coordinación, además de disfrutar mucho con ella en las diferentes etapas de la vida.

¿Qué tipos distintos podemos encontrarnos?

Las diferencias las vamos a encontrar en la combinación de colores y en los diferentes sonidos del cascabel interior.

Qué necesitas decidir y tener antes de crear una pelota Montessori

– Decide lo grande que quieras que sea la pelota. Lo normal es que sea de 12,7 cm de diámetro

– Selecciona la combinación de tela de algodón lisa y estampada.

– Encuentra un plato o tazón que sea del mismo tamaño que la pelota que se desees crear, es decir, que tenga el mismo diámetro escogido.

– Ten a mano un cascabel que es el que llevará junto con el relleno uno de los gajos.

Manos a la obra

Tomamos el plato y dibujamos 9 círculos de igual tamaño; 3 de ellos en la tela estampada y 6 de ellos en la tela lisa.

Cortamos los círculos en cuartos de manera que queden 12 en estampado y 24 en tela lisa.

Obtenemos una primera elipse y después teniendo de patrón la primera hacer las otras 11.

Cosemos dos lisos dados la vuelta y en el borde, el estampado tal como se muestra en la figura.

pelota montessorixcf  pelota montessorixcf2

Se deja una esquina sin coser para meter el relleno de almohada o poliester y posteriormente cerrar la porción de pelota. Uno de los gajos lleva un cascabel por lo tanto tendremos que ajustar las dimensiones de la esquina sin coser para introducirlo junto con el relleno.

Se cosen 3 porciones por el pico, luego las otras 3, 3 y 3. Y tal como se ve en las fotos, se unen estas 4 porciones que dan lugar a la Pelota Montessori.

4 tipos de Pelota Montessori que podrás encontrar en SlowFunKids

Pelota Roja, Azul, Rosa o Verde.

(pincha aquí para ver más detalles)

Vídeo Usando la Pelota Montessori

En este vídeo (pinchar aquí para ver) es donde mejor se aprecia la utilidad y aprendizaje de la Pelota Montessori cuando tienen más de un año.

 

Guardar


¿Para qué sirven los Sacos de Estimulación Sensorial?

Los sacos los hacemos con material reciclado, aparentemente inservible, y los rellenamos de materiales naturales que todos podemos tener al alcance. El objetivo principal es proporcionarle al bebé o peque un ambiente estimulante que le permita  interaccionar con el entorno y  estimular los sentidos del olfato, vista, tacto, gusto y oído.

Habilidades que desarrolla.

La necesidad de exploración, de aprender a través de los sentidos y materiales naturales, la capacidad de manipulación de diferentes objetos y formas, concentración y la motricidad fina. La variedad del material, la temperatura y el peso ayuda a fomentar la curiosidad por el mundo que nos rodea.

Qué elementos necesitamos para elaborar Sacos de Estimulación Sensorial

Saquitos: en este caso yo he reutilizado las manoplas, gorros y calcetines de los primeros meses, que apenas había utilizado. También puedes fabricarlos de fieltro o tela vieja de algodón de una única medida en forma rectangular o circular.

Relleno: semillas que se pueden calentar, hierbas secas o que huelan, piedras, arena, tapones, arroz, garbanzos, café.

Cómo hacerlo tú  mismo

Si reutilizas es muy fácil al disponer de una abertura por la que introducir el material. En el caso del gorro, la abertura tendríamos que coserla antes, dejando un hueco por el que meter el relleno.

Si utilizas el fieltro o tela vieja de algodón tendrás que coser del revés en los extremos y dejar esa pequeña abertura, para cerrar la costura completa una vez introducido el material.

saquitos sensoriales1

Imaginación al poder

Una vez tengas los diferentes saquitos, lo mismo quieres juntarlos en un único muñeco para que no se pierdan.

O quizás quieras teñirlos con productos naturales tales como la zanahoria, remolacha, cúrcuma, espinaca o arándano.

Edad de utilización

6 meses –  Los saquitos los ponemos cerca e incluso se los vamos dando uno cada día para que los manipule, muerda, huela.

12 meses – Ponemos los saquitos en una cestita de mimbre y no solo va manipularlos. En este caso se le añade esa necesidad de sacar y meter cosas de un cesto. Vaciar, rellenar y volcar.

18 meses – A esta edad podemos trabajar la motricidad gruesa y mientras está andando darle un saquito para que se desplace con él. Este saquito tiene un peso, tamaño, forma, olor, color y tacto que en movimiento da otro tipo de información significativa. Si hemos hecho algún saquito de fieltro de un color en concreto, podríamos jugar con el color y la forma a nombrarlos en voz alta. Este es de color amarillo y tiene forma cuadrada, y si lo hemos metido previamente en el microondas porque tiene semillas dentro, enunciar que desprende calor.

3 años – Los saquitos pueden tener diversas formas y colores.

3 Juguetes de estimulación sensorial que podrás encontrar en SlowFunKids

Mordedor de madera con semillas en el interior +6 meses (Pincha aquí y aquí para verlos)

Arena mágica con complementos +3 años (Pincha aquí para verlo)

Saquito Sensorial PeppaPig Térmico (Pincha aquí)

Vídeo Usando los Saquito sensoriales

En este vídeo (pinchar aquí para ver) es donde mejor se aprecia la utilidad y aprendizaje de los saquitos. En la cesta también podéis añadir objetos como la pelota que veis en el vídeo.

 

 

 

Guardar